Duermo en el suelo, semidesnudo, lo más natural del mundo. No pretensiones de ascetismo, sino por coherencia comunista, mi modo debe ser el del  valor de uso, no más ni menos. Duermo sin almohada, pero una pequeña de repente es mejor, un libro. Tomo3d capital que leeré en cuanto despierte. Creo que dormir en el suelo forja el carácter y ayuda a reflexionar mejor, a destruir la pseudo concreción. Tuve un ligero sueño, donde por la dureza del suelo, sentí la rigidez d la situación y la exigencia de decidir. En la blandura del colchón, uno se da vueltas y vueltas y pospone, acomodarse es moverse para acomodarse, en vez de que sea  llegar a la posición cómoda correcta. Como lo que inconscientemente hago despierto, ir de reunión en reunión llevando información, informándome, sin encarar dejar y atacar las relaciones opresoras de cualquier tipo. Así como en un momento me declaré vegan y comencé a serlo, ahora me declaró durmiente de piso, artista en dormir. Solo me falta compañía.

Advertisements