llego Genaro cansado a la cama, el dia agotado su esperanza anicos, y oyo el gallo viejo enjaulado del vecino que canto triste cuando le desperto el ruidajo de la puerta atorada.
Piensa Genaro antes de acostarse… el tambien se lo merece, y conmovido subio a rastras hasta la azotea de al lado Libertad! Libertad! Libertad!
se rezaba fervoroso, sabia que prnto se iria y cada gesto que lanza ya es para eso, como quien saca con las manos agua d la canoa que se hunde, asi sus gestos tiernos en medio de la dictadura creciente… pero el ejemplo cunde

Advertisements